Twitter: la red social de la muerte

 

Captura de pantalla 2015-06-14 a las 11.19.28 a.m.

 

Finalmente las terribles imágenes de la guerra que vive  Colombia están disponibles para todo el mundo. Cuerpos sin cabeza, imágenes de cuerpos desmenbrados por bombas están en Internet sin que nadie se preocupe de las consecuencias que puede tener esto en un país incendiado por la guerra y la violencia.

 

El domingo 14 de julio a las 10:50 de la mañana el alcalde Gustavo Petro replicó un Tweet a un usuario. Lo hizo anteponiendo un guión al troll que lo atacó de tal manera que la respuesta estuviera disponible para 1.3 millones de seguidores que tiene.

La respuesta del alcalde a sus múltiples críticos sería normal de no ser porque el tuitero atacante segundos antes había publicado unas terribles imágenes de policías sin su cabezas. Quien dio clic a la respuesta del alcalde tuvo un altísimo porcentaje de ver las terribles imágenes. Fotos que para un ser humano normal probablemente no podrá quitar jamás de sus recuerdos.

Este no es el único caso. Denotelopuedocreer.com realizó una búsqueda de imágenes de este tipo y pudo corrobar que Twitter es una red social donde fluye lo peor y más bajo de Colombia.

Con un par de clics se puede ubicar muchas imágenes y videos de este tipo. Cuerpos destrozados por la guerra.

Patricia García publicó unas fotos de policías asesinados al borde de la carretera Panamericana el pasado 11 de junio. Sus cadáveres allí se ven.

En Twitter e indexadas en Google están fotos de los soldados acribillados en Cauca. Igualmente se puede observar las imágenes del ataque a Gorgona. En todas ellas aparece la violencia, los cuerpos sin cabeza, las balas incrustadas en cerebros, los cuerpos calcinados.

Lo preocupante del asunto es que todo este material no está en la deep web. Solo basta aprender a usar el buscador de Twitter o Google y estarán a dos clics de distancia. Disponibles para menores de edad y como el caso de Petro con  alta probabilidad de que la vean más de 1.3 millones de personas. Quien se exponga a esto sin duda aumentará la enfermedad mental que nos produce estar expuestos a este infierno.

Filtrar contenido en casos extremos y puntuales

Los extremistas defensores de la libertad de expresión podrán argumentar que “todos tenemos derecho a publicar porque Colombia garantiza la libertad de expresión”. Por supuesto esto es cierto, sin embargo, un país que quiera construir un futuro viable no puede permitir que la violencia, la muerte, las cabezas explotadas y los cesos de víctimas estén expuestos para siempre en Internet. Sin el más mínimo respeto por las familías y un Estado indolente que poco o nada hará.

Y lo más grave: el colombiano que tiene un interés político utiliza estas imágenes para su beneficio. Una gran mayoría de estas fotos están disponibles gracias a enfermos extremistas del Centro Democrático quienes son la fuente número uno de este material.

Hoy Twitter tiene negocios en Colombia y gana dinero gracias a la actividad de la red. Esta misma red que se ve muy cool y genial se lava las manos por este contenido que ya nadie lo podrá bajar de Internet.

“La responsabilidad de todo Contenido, publicado de forma pública o privada, recae en el autor de dicho Contenido. No podemos supervisar ni controlar el Contenido publicado a través de los Servicios y no nos hacemos responsables de dicho Contenido”, dicen las condiciones del Servicio que más adelante explican que no se puede publicar contenido violento. Falso. El contenido está allí, hace meses.

Ante todo esto está la mirada ciega e ignorante de las autoridades que poco o nada les importa y que ante estas imágenes se ha dedicado a crear memes para que la gente no publique ni comparta las fotos de soldados acribillados.

La comunidad digital colombiana tendrá que discutir con argumentos y con equilibrio ante la libertad de expresión qué hará ante este contexto de muerte y violencia que seguramente cada día que pasa nos enferma más y más.

Dejar respuesta

*

code