La única forma para que te atiendan en urgencias en Bogotá es hacer un escándalo en Internet. Y a veces ni eso funciona.

La usuaria @GataSinBotas_ tuvo que visitar la sala de urgencias del Hospital Central de la Policía Nacional. Institución, que en teoría, es mejor que servicios de salud de ciudadanos que no pertenecen a la fuerza pública. No la atendieron y así narró su historia en Twitter.

 

1.  Visite usted una sala de urgencias en Bogotá, es de lo peor.

2.  No es solo el de la policía. Todo el sistema colapsa ante nuestros ojos.

3.  Ante la falta de atención, no queda más que acudir a los medios de comunicación. Aquellos que medianamente escuchan. O trinar sin cesar a @agaviriau, @Supersalud o @DefensoriaCol pidiendo a otros usuarios que ayuden a replicar. 

4.  Y a alguna autoridad que al menos sepa qué pasa.

5. Al sentir la presión, aparecen funcionarios que intentan hacer algo. Explicando cosas que uno no ha pedido. Simplemente se necesita la consulta a un médico por el cual se paga. No más. 

 

6.  Pasó el tiempo, se gastaron energías, y conclusión:  No existe la posibilidad de acceder a un médico. 

Lo triste del asunto es que este caso ocurre en todas las entidades de salud del sistema. Filas largas y eternas para atender un caso de urgencia. Nadie responde, nadie hace nada y el enfermo debe volver a casa, automedicarse y sentir que es robado por el sistema el cual paga.  No hay médicos, no hay humanidad, no hay servicio y nadie responde.

Dejar respuesta

*

code